¿Los gatos pueden comer queso?

| |

Si tienes como mascota un gato es muy probable que en algún momento te haya surgido la siguiente pregunta: ¿los gatos pueden comer queso?

El otro día leyendo los amigos de Alimascota, decidí que en El Gato Siamés deberíamos hablar sobre si realmente los gatos pueden comer queso y bajo que condiciones. Si estás aquí es porque por algún motivo u otro te ha surgido la misma pregunta que a millones de dueños de mininos así que ahí vamos.

¿Es bueno que lo gatos coman queso?

La respuesta corta a esta pregunta sería que no. No es bueno que los gatos coman queso. Si estás pensando en incluir el queso en la alimentación de tu gato te recomendamos que no lo hagas. Otra cosa muy diferente es que esporádicamente le des un trocito de queso a tu gato porque te hace ojitos, en este caso no habría ningún problema.

Todo en exceso es malo y en este caso no podía ser diferente. En el caso particular del queso, este incluye lactosa que es principalmente la sustancia que puede dañar a nuestro gato. Por ese motivo es por el que desaconsejamos incluir el queso en la dieta de tu gato.

los quesos y los gatos

¿Los gatos pueden comer yogur?

Otra de las preguntas que nos puede surgir y que además está estrechamente relacionada con la pregunta de si los gatos pueden comer queso es si los gatos pueden comer yogur. La respuesta es exactamente la misma que con el queso.

Si te aseguras de que tu gato no es intolerante a la lactosa y por lo tanto no le sienta mal, no habría problema en darle yogur en algún momento puntual, como premio, ya que además les suele gustar bastante. Lo que no deberíamos hacer es incluir el yogur en la alimentación de nuestro gato.

La lactosa, el gran enemigo

La leche y el queso, como todos los lácteos, tiene unos azúcares llamados lactosa que pueden producir diarreas en nuestro gato. No es lo mismo la leche que pueda proporcionar la madre de un gato a su hijo que la leche de vaca que solemos consumir los humanos. La leche que produce durante y después del embarazo una gata, está especialmente preparada para un cachorro.

Igual que los humanos, los gatos también tienen intolerancias alimenticias y muchos de ellos son intolerables a la lactosa. Si una persona es intolerable a la lactosa y bebe leche, ¿qué le pasaría? Problemas digestivos, alergias, etc.. lo mismo ocurriría con nuestro gato en caso de que fuera intolerante a la lactosa. Ni más ni menos.

¿Cómo reconocer si tu gato tiene intolerancia a la lactosa?

Generalmente los gatos que tienen intolerancia a la lactosa suelen vomitar tras ingerir algún producto que contenga lactosa, ya sea la leche, yogur o queso. Si vemos que nuestro gato vomita tras ingerir un producto con lactosa es muy probable que sea alérgico, así que ya sabes que no le debes dar lactosa.

Las alergias a los alimentos son la principal causa de problemas de piel en los gatos. Se calcula que aproximadamente un 20 % de los gatos que sufren algún tipo de alergia en la piel, está relacionada con la ingesta de un determinado alimento al que por supuesto, nuestro gato es alérgico.

Conclusión

Como conclusión podríamos decir que podemos darle queso, leche, yogur o cualquier otro lácteo a nuestro gato, siempre y cuándo nos aseguremos que no es alérgico y se lo demos de una manera moderada, es decir, esporádicamente. Es importante que cuidemos de estos pequeños detalles para evitar males mayores con nuestros pequeños mininos.

Anterior

¿Dónde encontrar gatos en adopción en Palmira?

Deja un comentario