¿Existen los gatos con síndrome de Down?

| |

Los mal llamados gatos con síndrome de down tienen una peculiar apariencia que los distingue del resto, esta condición se debe a una alteración en sus cromosomas similar a la trisomía 21 o síndrome de Down que sólo pueden tener los humanos y los primates.

Es decir que este término técnicamente no es aplicable para otras especies. Aun así en este artículo nos referiremos a los gatos que tienen esta condición de este modo para poder identificarlos.  

Esta situación hace que los gatos tengan características físicas marcadas muy diferentes de los gatos sanos, además poseen también un carácter más dócil e inmaduro.

Vamos a aclarar a lo largo de este contenido cómo identificar a un gato con síndrome de Down y cómo cuidarlo para que estés prevenido en caso de que sospeches que tu gatito pueda tener esta condición o que desees adoptar uno.

monty boy cat
Montyboycat – Foto Facebook

¿Cómo identificar a un gato con síndrome de Down?

A pesar de que esta alteración es poco común pueden encontrarse algunos casos aislados, por lo que es importante saber identificar a un gato con síndrome de Down para disipar sospechas. Por lo general, los gatos con esta condición poseen los siguientes síntomas o características:

Apariencia de un gato con síndrome de Down

  • Deformidad en el rostro
  • Quijada o mandíbula muy corta
  • Paladar hendido
  • Frente más ancha
  • Caderas deformes
  • Ojos separados y bizcos
  • Cabeza pequeña

Conducta de un gato con síndrome de Down

Además de estos rasgos físicos los gatos con síndrome de Down también poseen alteraciones en la conducta que los hace actuar de una forma poco habitual:

Inactividad: A diferencia de los gatos comunes que generalmente poseen una gran energía y les gusta mucho jugar por toda la casa, los gatos con síndrome de Down son mucho más inactivos incluso estando despiertos. Es común que los veas más tiempo echados que detrás de una presa.

Poco sociales: A estos gatos les cuesta compartir su tiempo con otros animales, incluso prefieren ignorar al resto de las mascotas en casa y jugar ellos solos.

Cariñosos: Los gatos con síndrome de Down son muy apegados a sus dueños, les gusta ser mimados y de hecho necesitan mucho afecto para sentirse a gusto, por lo que si tienes un gatito en casa con esta condición tendrás que llenarlo de cariño y evitar ignorarlo.

Poca coordinación: Les cuesta mantener el equilibrio y no coordinan bien sus movimientos, lo que puede desencadenar accidentes cuando quieren saltar de un lugar a otro por ejemplo.

gato mirando hacia arriba
Maya the Cat – Foto Facebook

¿Cómo cuidar a un gato con síndrome de Down?

Ante todo hay que tener en cuenta la responsabilidad que conlleva cuidar un animal con condiciones especiales, sobre todo si estás pensando en adoptar uno y  desconoces los cuidados que éstos necesitan.

Pero no te preocupes, esta no es una tarea imposible ni mucho menos, nada que el amor no pueda lograr. Aquí te guiaremos para que puedas brindarle todas las comodidades a tu gatito especial.

Consultar con veterinarios

No auto-diagnostiques  a tu gato por tener características similares a las de un gato con síndrome de Down, si tienes sospecha consulta uno o varios veterinarios para tener  distintas opiniones y descartar o confirmar el caso.

Acéptalo

Una vez que tu gato es diagnosticado con una alteración en sus cromosomas como esta, debes aceptar que tiene ciertas limitaciones y que no se comportará igual que los gatos promedios. Sin embargo sigue siendo un gato maravilloso. Disfruta de la tranquilidad y el cariño que te brindará.

Por otro lado, debes ser paciente si en principio hace  sus necesidades por la casa en lugar de usar el arenero y  también al momento de adiestrarlo. Recuerda que su proceso de aprendizaje es más lento que el de otros gatos.

Evita accidentes

No permitas que tu gato salga a la calle sin ti, no es recomendable para ningún gato. Si deseas sacarlo a tomar el sol hazlo bajo tu supervisión, preferiblemente utiliza una pechera para tener más control y evitar que otros animales puedan atacarlo.

Tampoco dejes que tenga acceso a balcones muy altos. Aunque hay mucha razón en el dicho “los gatos siempre caen de pie” esa frase no aplica del todo en los gatos con síndrome de Down  ya que tienen problemas de coordinación y pérdida de equilibrio que pueden resultar perjudiciales.

maya el gato
Meetmayacat – foto Instagram

Ofrécele espacios adecuados

Es importante que tenga a su alcance todo lo que necesita, en especial el comedero y bebedero directamente en el piso. El rascador y juguetes relativamente cerca de la camita en la que duerme.

¡Amor y más amor!

Como ya mencionamos los gatos con síndrome de Down son muy cariñosos, también necesitan recibir constantes muestras de amor que contribuyan a una vida feliz y plena.  

Maya: El gato con síndrome de Down

Con la llegada de Instagram los gatos con síndrome de Down se convirtieron en tendencia, fascinando a millones de personas en las redes sociales debido a su singular encanto.

Maya, la gatita con síndrome de Down, es uno de los casos de “gatos influencers” más populares. Se ha viralizado en Instagram con casi medio millón de seguidores, llegando incluso a  conseguir su propio libro, el cual fue escrito por la dueña de Maya.

View this post on Instagram

Maya has a message for you today

A post shared by Maya the Cat (@meetmayacat) on

Esta gatita fue adoptada en un albergue donde pasaba desapercibida para los ojos de muchas personas que se abstenían de adoptarla por su condición, hasta que su actual dueña decidió hacerse cargo de ella y asumió la responsabilidad con mucho amor.

El libro que protagoniza esta linda gatita va dirigido especialmente a los niños, el objetivo es crear conciencia sobre el síndrome de Down y así evitar la discriminación. Este libro fomenta la tolerancia hacia las personas con discapacidades e intenta normalizar las condiciones físicas diferentes.

La dueña de Maya tuvo la visión de crear en los niños una perspectiva diferente y hacerles entender que todos los seres del mundo son merecedores de amor y aceptación. Las ganancias obtenidas por el libro son donadas al santuario en el que la gatita fue rescatada y también a las Olimpiadas Especiales de Massachusetts.

Fotos de gatos con síndrome de Down

Estos gatitos sin duda nos han robado el corazón con su ternura, esperamos que a ti te gusten tanto como a nosotros y te animes a brindarles un hogar donde sean muy felices sin importar su condición.

Los gatos con síndrome de Down son poco comunes de ver y lamentablemente la mayor parte de las personas los hacen a un lado porque no cumplen con los estándares de belleza socialmente aceptados. Aun así los animales no nos juzgan por nuestro aspecto, para cada animal su humano es un ser perfecto.

Es necesario que aprendamos de esta enseñanza y veamos más allá de la apariencia, todas las especies del mundo son capaces de dar y recibir amor a montones. Los gatos con síndrome de Down son sólo uno de tantos animales que esperan ser aceptados en el seno de una cariñosa familia. ¡Sé esa familia!

Anterior

Espai de Gats: tómate un café rodeado de gatos en Barcelona

¿Cuáles son los alimentos prohibidos para gatos?

Siguiente

Deja un comentario