¿Cómo alimentar a un gato adecuadamente?

| |

Existe una gran variedad de alimentos aceptables para los gatos, sin embargo es importante saber cómo alimentar a un gato adecuadamente conforme con la edad, raza, la actividad física que realiza o si tiene necesidades especiales. De esto dependerá el tipo de alimento que elegiremos para poder cubrir sus necesidades.

El primer paso para  establecer qué tipo de alimento es el más adecuado y cómo alimentar a un gato, es identificar la edad que tiene.

Alimento para el gato según la edad

Las necesidades nutricionales de los gatos van cambiando dependiendo de la etapa de crecimiento en la que se encuentren. No es la misma cuando son cachorros, adultos o ancianos. Es por esto que los alimentos industriales para gatos están divididos por meses de diferencia.

como alimentar a un gato bebé
Gato siamés bebé

Alimentar a un gato bebé

Cuando consideras adoptar o comprar un gato bebé, una de las principales dudas que  surgen es cómo alimentarlo. Lo primero que debes saber es que al desarrollarse rápidamente necesitan ganar peso a diario para mejorar su crecimiento.

Las primeras semanas de vida solamente requieren de la leche materna, la cual tiene un alto contenido de proteínas y anticuerpos para que los gatitos puedan combatir enfermedades. Luego de la cuarta semana de vida comienzan a interesarse por los alimentos sólidos.

Los primeros alimentos sólidos con los que vamos a alimentar a un gato bebé deben estar desmenuzados para que pueda masticar con facilidad y evitar que se ahogue, así se irá acostumbrando hasta ser destetado por la madre alrededor de las 8 semanas de vida. Luego de este periodo de tiempo no necesitan ingerir leche, evita darles leche de vaca pues puede ocasionar problemas estomacales.

Una vez que los gatitos son destetados se les proporcionará alimento unas cuatro o cinco veces al día. Los gatos comen en pequeñas cantidades pero con frecuencia, puedes optar por dejarles el plato de comida lleno y dejar que ellos la administren por su cuenta o hacerlo tú mismo.

La dieta con la que vas a alimentar a un gato bebé debe estar compuesta por proteínas, ácidos grasos, vitamina A y D, calcio, taurina y carbohidratos. Por supuesto siempre hay que dejar a su alcance suficiente agua limpia para que beba.

Alimentar a un gato adulto

Una vez que tu gato alcanza la etapa adulta (12 meses aproximadamente) su nutrición se enfoca en mantener su peso en lugar de ganarlo. En este punto es cuando nos fijaremos en la actividad que realiza a diario, recuerda que los gatos son muy rutinarios.

A los gatos adultos se les debe dividir la comida en 3 porciones al día. Si tu gato es muy juguetón y está constantemente saltando de allá para acá puedes dejarle la comida para que la administre él mismo, si lo prefieres así.

Pero si tu gato es sumamente perezoso y realiza poco o nada de actividad física en su día a día, es recomendable que seas tú quien le sirva porciones un poco más reducida que la que comería un gato activo. Recuerda alimentar a tu gato siempre a las mismas horas todos los días. El agua limpia tiene que estar a su alcance en todo momento.

La dieta de un gato adulto promedio debe contener los mismos complementos que un gato cachorro, pero con un porcentaje de entre 30-45% de proteínas y un 10-30% de grasas.

alimentar a un gato adulto
Esperando la comida en el plato

Alimentar a un gato anciano

Podemos considerar que un gato está en la tercera edad alrededor de los 8 años, en este momento hay que considerar ofrecerle más cuidados de los que solíamos darle. Aunque físicamente aún se vea bastante juvenil, no es lo mismo por dentro. Sus órganos, músculos y huesos son ahora más delicados.

En todas las etapas es preferible adquirir alimentos industriales para gatos en lugar de los caseros, pues contienen la taurina que necesita nuestro felino. En el caso de los gatos con edad avanzada también hay que administrarle el alimento tres veces al día, con la diferencia que deben ser porciones pequeñas puesto que en la vejez son más inactivos. Esto para prevenir la obesidad.

En caso de que tu gato esté reduciendo el consumo del líquido vital proporciónale comida húmeda, pues contiene un gran porcentaje de agua que lo mantendrá hidratado.

¿Cómo saber si un gato tiene alergias alimentarias?

Alimentar a un gato con alergia alimentaria es algo delicado, estas alergias surgen cuando el sistema inmune identifica como amenaza algún ingrediente e intenta combatirlo con un mecanismo de defensa, liberando altos niveles de histamina. ¿Pero cómo puedes saber si un gato tiene alergias alimentarias?

Si bien las alergias requieren de un análisis para poder diagnosticarla, es necesario aprender a identificar los principales síntomas de alergia para que tu gato no corra ningún riesgo al comer.

  • Erupciones en la piel: Se presentan principalmente en las zonas del cuello y la cara del gato. Puede haber pérdidas de cabello, enrojecimiento, costras o descamación. También puede verse afectada la parte externa de los ojos.
  • Comezón excesiva: Las alergias pueden desencadenar fuertes comezones en la piel que provocan en el gato un gran deseo de rascarse, pudiendo ocasionar lesiones en su piel.
  • Problemas estomacales: Los más comunes son el vómito y la diarrea. También puede provocar colitis y síndrome de colon irritable.
  • Problemas respiratorios: Son casos graves que ocasionan obstrucción de las vías respiratorias y asma.
  • Cambios en el comportamiento: el gato puede aislarse, volverse hiperactivo o perder el apetito.
  • Otros casos graves pueden provocar convulsiones.

Es imprescindible acudir al veterinario en caso de sospechar que tu gato puede padecer algún tipo de alergia. De lo contrario los síntomas seguirán prevaleciendo.

Hay algunas comidas que pueden ocasionar intolerancia o alergias en los gatos, una de estas es la carne de vaca o ternera, el pescado, leche y lácteos. Además algunas razas de gatos son más propensas que otras a sufrir alergia alimentaria, como en el caso del gato siamés.

como alimentar a un gato siames
Gatos siameses comiendo

Consejos para alimentar a tu gato

  • Escoge la comida acorde a su edad.
  • Si lo consideras necesario consulta con un veterinario qué dieta puedes proporcionarle
  • Establece una rutina, trata de alimentar a tu gato siempre a las mismas horas.
  • Si tienes varios gatos ofréceles un comedero y bebedero para cada uno, manteniéndolos a una distancia prudente para que no peleen entre ellos
  • Los gatos son carnívoros por naturaleza, por lo que no puede faltar la proteína animal en su dieta.
  • Hay alimentos que están prohibidos para los gatos, como el pescado crudo y la leche de vaca.
  • La comida húmeda es ideal para gatos con deficiencias en el tracto urinario o insuficiencia renal.
  • Es recomendable alimentar a un gato con una combinación de comida seca y comida húmeda.
  • La cantidad en cada porción de comida dependerá de la actividad que realice el gato, en el caso de gatos adultos.
  • Evita darle demasiadas golosinas a tu gato, intenta dárselas sólo como recompensa.
  • Evita alimentar a un gato con comida para perros u otras comidas que no estén indicadas para gatos.

Los gatos son muy delicados en muchos aspectos. A pesar de su fama de independientes son animales que necesitan ser atendidos. Es por esto que aprender a alimentar a un gato adecuadamente es sumamente importante si estás pensando en comprar o adoptar uno.

Anterior

Entender el comportamiento y lenguaje corporal del gato

¿Cómo preparar comida casera para gatos?

Siguiente

Deja un comentario